martes, 26 de julio de 2016

ENCUENTROS EN AGUAS (fragmento)

I
“Si alguien se atreviera
A llegar hasta mi puerta
La certidumbre
Rompería en sollozos
Y ya no vendría nadie
Nadie desde el pasado”
Diálogo, Stella Díaz Varín.

Hay habitantes nuevos en esta sangre
desconozco sus cuerpos e intenciones
unos dicen
que me lance al río
que sería bueno nadar con los peces
y los otros
que abandone el peligro del agua
que se vive mejor en el polvo
con los otros
con todos los otros
con todos los que alguna vez
escupieron fuego en la orilla. 

II
Incomprendidas del río, intocadas 
absolutas, tristes. 
Ese será el día 
-presentimiento que no quise, 
tú sabes, los conoces- 
que tomaré la forma deseada”.
Ven de la luz, hijo, Stella Díaz Varín.

Este río es una cama                                                                                  
y me duermo en su ritmo de peces viajeros
y te llamo con las manos mojadas y los ojos abiertos
esperando que allá lejos
en tu casa de rocas y raíces enredadas
escuches este grito milenario y acudas a él
quizás como un anfibio que no sabiendo por qué
extraña algo de humedad entre sus dientes.
Este río es una cama
y mientras flota este malherido cuerpo
retumba en mis oídos la música del agua
piano de gotas y sedimentos
que arrastra a todas las niñas celestes
que reían y reían al comandar el barco
pero que olvidaron su rostro y sus manos
al estrellarse en la orilla.
Esta cama es un río
y me transformo en tripulante de un cuerpo
habitado por botes, barcazas y canoas
cuerpo que no sabe despertar del ritmo
de este dulce y tenebroso cauce:
dentro del agua está el agua.
Esta cama es un río
abro los ojos y me estrello contra la orilla
lugar donde creí
desembocaríamos en el mar.
Pero no
Este cuerpobarco    corazónbarco
Sólo permite viajeros a vela
porque ellos no llegan nunca a la orilla
porque ellos nunca olvidan sus manos
porque sólo ellos saben tender las sábanas
en este tenebroso y dulce cauce:

dentro del agua está el agua. 

martes, 8 de septiembre de 2015

Presentación de "Cautiverio" en sede Balmaceda ArteJoven
Santiago, 24 de agosto 2015. 


Presentaron el libro los escritores Raúl Hernández y Óscar Saavedra. 



Hubo compañía musical de Sebastián Bastías y Chinoy. 


Palabras de Melinka Mardones, ilustradora de portada. 




Y un público receptivo y amistoso.
¡Gracias a todos!


domingo, 16 de agosto de 2015

Lanzamiento de "Cautiverio" en sede Balmaceda Arte Joven
Puerto Montt, 24 de julio 2015.


Presentaron el libro los escritores Óscar Petrel y Clemente Riedemann.
Contamos con música del elenco estable de Balmaceda Arte Joven sede Los Lagos,
Con palabras de Melinka Mardones, ilustradora de portada
y Juan Manuel, fotógrafo.





domingo, 8 de febrero de 2015

Mi ansiedad es el león que ruge tras las más altas rejas
esperando al visitante oscuro que se apiada de él y le arroja comida
como si con ello apagase el dolor de la libertad no concebida

Mi ansiedad es el tigre que ruge a una luna que no se deja ver los domingos
y que no tiene padre, ni madre, ni hermanos
solo un par de crías que le fueron separadas al nacer

El dolor de esas crías es eterno

Como el llanto del lobo que vive en mis ojos
como la sangre del pájaro que muerde mi corazón 
como la nostalgia de mis perros y de todos los perros del mundo.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Dos imágenes tuyas se besan incitando al odio
del reflejo en el agua, insistiendo
en el juego del trompo y los besos,
inhalando la indiferencia de tus ojos de otoño

Son dos imágenes tristes que emprenden un viaje dentro 
de sus mismas lenguas
Dos partos interrumpidos peregrinando 

en el eco del cansancio
Es una cascada de gestos tristes que buscan la desnudez 

en un vaso de agua
Son nuestros caminos unidos por un himno silente

Dos imágenes tuyas se besan inhalando 
las dudas de un navío que llora, incitando a la belleza 
de las raíces en la infancia
insistiendo en la blasfemia de nuestros gritos en la arena

Te invité a un viaje, peregrino
Pero nada sabes tú de romerías.

jueves, 25 de septiembre de 2014

El sabor de tu boca en mi boca es infinito 
como el ruido de la arena
              en los pies quebrados del colibrí del tiempo

pájaro herido que busca refugio en nuestro corazón cueva
escondite corazón
dedos túnica manta cálida del tiempo escandalosamente
                                                      sórdido y ensordecedor

el sabor de tu boca es eterno y no perdona demoras
      se lanza en picada a los montes del pensamiento
enmohecido por el vestigio
  de otras tierras donde todos los ruidos son ruidos de risas

el sabor de tu alma infinitamente retumba en la
                        desesperanza misma de las heridas corazón
                                heridas carne
cuando no encuentra el camino de regreso a tu boca lugar
de sagradas lágrimas maldita bendición de las llagas
alegremente complementadas carne de tu carne corazón de
tu corazón

dame el vientre de tu corazón y entrégamelo sabré cuidarlo entre mis muslos
los mismos que convertían al reloj en abrigo cada segundo en calor y
entrégamelo                regálamelo
 y déjame convertirme en la enfermedad de todas las cosas
                                       la solución de todas las cosas
  
       déjame convertirme en el lenguaje de señas que
aprendió tu boca mucho antes de nacer

el sabor de tu boca en mi alma envía señales de humo
a los pájaros del barro que baila en nuestros besos astronómicos

            tus astronómicos errores
          tus místicos cansancios                tus vulgares milagros
tus latentes pasos           tus naturales insultos

nuestro amor pez nada en las aguas de las palabras santas
milagrosas y perpetuas

versos y canciones nuestras raíces destrozadas

renacen día a día. 

domingo, 6 de julio de 2014

Estremecido hasta el ahogo
se encuentra el pájaro del agua
en cuyo canto se anida el canto
de todos los bosques
                de todas las ciudades

Estremecido hasta el ahogo
el pájaro del agua se posa
en la raíz misma de nuestros besos crisantemos
                en cada pluma de nuestro amor palomita y búho

Y canta el búho del día nuevo
con su voz de nieve y su voz de lava

Y canta el búho del día nuevo
con sus golpes de piedra y sangre

Canta entumecido el búho del día nuevo
la muerte de la paloma del agua
cuya raíz suele enredarse en el ahogo mismo
de la dulce súplica de la marginación y el hambre

El búho se transforma en palomita
la palomita se transforma en búho
mientras crecen millones de piedras sobre tu rostro
que me impiden lamer las palabras de tu alma.

lunes, 9 de junio de 2014

Despedazando el camino de vuelta a casa
                                               veo gusanos y reyes
encadenados a la jaula de tu voz

pienso en ti cuando digo amor
y es como estar llamando a un gato muerto

despedazando el camino de vuelta a casa
veo nacer de las entrañas mismas del cemento
                             los besos del rey sin voz ni escaleras
arrodillados ante la honestidad de tu violencia

pienso en ti cuando digo amor
y es como incendiar una muchedumbre de aves quebradas.

domingo, 25 de mayo de 2014

Me niego a caminar sin saludar a los perros 
Me niego a recordar las fechas de los equinoccios 
Me niego a preguntarle a Dios el nombre de sus corderos
Me niego a corromper los milagros corrompiendo el milagro primero

Exijo sacarme del alma misma el olvido al sueño
el sueño al olvido de todos mis hombres muertos.

martes, 15 de abril de 2014

Andas por ahí, tranquilo
con la sonrisa llena de rosas azules
montado en el dios de la soledad
el mismo que en la costilla mismísima de la locura
                 te abandonó a tu pobre suerte

tranquilo, tranquilito andas
con los pies en el cielorraso
y la cabeza hasta el vértigo de la gasolina
         puesta en el espinazo mismísimo de la tormenta

como si no temieras
ser robado por alguna estrella
o un ave dorada.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Volver al páramo de los búhos vigías
para calmar el miedo del nadie vigilado

comienza aquí la súplica del nacido
 en cautiverio.

La construcción de atalayas en el parpadeo de mis labios
responde al temor
                       el suceso sin vigilancia es un perro destripado

tu canto escondido en mi canto no es más que una herida queriendo ser lengua

escucha:  hablo a ti cuando digo suceso
      yo estoy aquí porque soy el ángel de las venas
            yo estoy aquí por el asco del cuerpo
                  yo estoy aquí por el amor a lo impracticable
                        yo estoy aquí por este corazón en llamas
                              yo estoy aquí para volver a hablar
                                       sin tener sangre en las uñas                                   


yo estoy aquí escondida de nosotros

temo el accionar sin vigilancia
todos amamos el sometimiento
nada bueno he aprendido yo sobre la libertad


tu risa escondida en mi risa
es una montaña de cabezas rodando sobre la fatiga


yo estoy aquí escondida de lo posible
escucha bien 
porque cuando digo suceso invoco a tus posibilidades:
volver a meterme la biblia en el ombligo
apuntar al delito con rosas y tenedores
                               abortar esta tristeza


nacida en cautiverio me declaro 
hombre de buenas costumbres
perra santo                          tierna mendigo  del caos
                    caminar sola en cautiverio sólo me hace amar 
aún más
             los atalayas.


yo estoy aquí haciendo uso de mi derecho
a odiar la libertad de los vasos de agua
a amar los abrazos violentos
              que conmemoran el sabor de la pureza


yo estoy aquí escondida de lo capaz
no quiero 
mirar a los ojos al dios que creó la muerte de las cosas


escucha bien 
porque todo suceso puede ser suceso universal

necesito el reloj del conejo y el gato
necesito la infinidad el momento la altura de la caída
necesito recordar el lugar donde mis huesos decidieron ser cadáver


necesito abortar esta tristeza.

sábado, 2 de noviembre de 2013

Desde el alma a la oscuridad
              todo pierde el sabor a infinito

 peque
        ños peque
                      ños son todos estos espacios
como el que existe entre tu mano y mi mano.

tú dices que es inmenso infinito
                            el territorio escondido en el lunar de tu palma

               (ese lunar es más inmenso que el infinito me decías)

yo no sé medir las distancias
        me equivoco al medir las distancias
 pero intento aprender mirando más de cerca las heridas

                                               de cerca son más grandes las heridas

         enséñame a medir las distancias

suelo equivocarme      
             tú no me has enseñado a no equivocarme             distancias
                                                                     háblame de distancias porque

 incluso desde lejos tus ladridos duelen
 y tú sigues ladrando y tú sigues ladrando

lunes, 29 de julio de 2013

no caer
          no caer
              no caer                                    r e s i s t i R


resistir el cambio del cuerpo

                                  al cuerpo de la rutina y los relojes grises 
que suenan justito a las 6:30
el traspaso del alma al alma que no tiene sueños ni alivio

quedarse en pie justo frente al temor primero

   y apuñalarlo como palabra en las venas del poeta

                                    p a r i R

parir los amaneceres y sus botas negras
como madre que busca en el parto a su hijo muerto

para vociferar con todos los gatos

                                    de todos los techos          que la luna 
baila al tiempo tuyo
                           
     q u e d a r s E
    de pronto callado como esperando
                                encontrarte en cada raíz cada semilla cada 
centímetro de tierra
y reír al verte llegar vestido de horizonte.

martes, 25 de junio de 2013

A pasos de mi condena
a pasos de mi crucifixión
a pasos de mis risas gastadas
   y estos labios rotos que sólo saben
              llorar a gritos

   hay un pájaro muy parecido a ti
pidiéndome ayuda.

lunes, 25 de marzo de 2013

Juntar estos pocos pedazos de rostro
y lograr que se parezcan al ser antes de la explosión
instantánea mentira
             imposible absoluto
pedazos sólo pedazos
            son y serán siempre pedazos

no me importa, a ratos
                        lo intento a ratos
juntar estos pocos pedazos de rostro
                        a ratos duele menos

me pego en la cabeza mechones húmedos de ciervos y conejos
y sólo oigo los aullidos de mi belleza humedeciéndome las ideas
como un árbol que acuna a los pájaros en sus hojas muertas

no me importa,
     a ratos olvido

y acumulo barro en las hendiduras de mi rostro
   en los labios acumulo amigos borrachos
     en los ojos quince o dieciséis sentidos
       toda la boca se me convierte en carretilla de piedras

juntar estos pocos pedazos de rostro
imposible             absoluto            imposible

pero sin dudas continúo

acumulando martirio en mis dientes
acumulando fierro y óxido en las pestañas
acumulando en las cejas a niños asustados

dudar que antes de la explosión
hubiese algo menos terrible y menos violeta

no me importa, créeme
                    a ratos.

sábado, 9 de marzo de 2013

Simple
será recorrer
el infierno de los perros solitarios
si me acompaña esa mirada tuya
que aniquila temores con su máscara de eternidad

simple
      no dolorosa la muerte
          nunca corrompible lo corrompible

he ahí la respuesta a mi angustia
         nunca corrompible lo corrompible
nunca dolorosa la muerte

liviana
         es la carga del mundo
si me habla tu voz que escupe palabras
de aquellas que vencen al dios del golpe y la espina

liviano y simple
el dolor y la muerte
liviano y simple
la herida y la sangre

no existe la corrupción de los sentidos
siempre es eterno el momento
nunca es perecedero el instante

nunca perecedera esa mirada tuya
que aniquila temores con su máscara de eternidad

eterno el momento
y la belleza que teme a tu sombra.

sábado, 2 de febrero de 2013



Recógeme los ojos
no me dejes siendo el mismo cordero
corazón de retrete público

que tengo frío
y hace miedo
de mirar cualquier cosa que no sea

tú y tus misterios astronómicos.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Si vuelvo a nacer
quiero hacerlo desde las venas
de tu corazón aletargado de piedra y luciérnagas

no veo posible otro origen
no hay más                        
                                            todo nace donde este amor nace
sólo se puede resucitar desde el éter
                                           todo nace donde este amor nace
no me preguntes el nombre de dios
no me hables con esos ojos que asesinan temores
háblame fuerte para que pueda verte
                                            todo nace donde este amor nace:
desde las raíces de un árbol
donde duerme un niño y llora escapando de su reflejo en el agua

si vuelvo a nacer       
                                       escúchame bien dueño de todos los tiempos
quiero hacerlo desde las letras de tu nombre
                                       escúchame bien dueño de todos los tiempos
tus ojos pájaros todavía lloran la muerte de dios
                                      escúchame bien dueño de todos los tiempos
me encuentro caminando entre corderos sin cabeza
¿qué piensas que piensa dios?

                                    escúchame bien dueño de todos los tiempos
soy buena haciendo nidos.

por eso no veo posible otro origen
mis hijos mueren en tus brazos          no veo posible otro origen
háblame fuerte para que pueda verte
                                                            el origen es siempre el vacío
háblame fuerte para que pueda verte.

De pronto sucede                      ¿qué sucede?
                                                     lo esperado         el nacimiento desde el vacío

vuelvo a nacer
desde las venas de tu corazón aletargado de piedra y luciérnagas

Y convulsiona este planeta de arena e infancia triste
planeta de cuna mecida por dedos negros
planeta de niños friolentos y temerosos
pequeños que temen a las brujas                   pequeños ingenuos
aquí no hay brujas                                            no hay duendes
sólo pequeños caracoles que se comen
los sueños de los huertos
pequeños ingenuos                                          allí no está el terror:
en este planeta el terror
proviene de las palabras vencidas que descienden por la lengua
y no llegan a ser ideas

Fin del nacimiento
miramos al infinito a la cara y se asusta de nosotros
te cambio los nudos de mi árbol por los nidos de tu garganta.