domingo, 25 de mayo de 2014

Me niego a caminar sin saludar a los perros 
Me niego a recordar las fechas de los equinoccios 
Me niego a preguntarle a Dios el nombre de sus corderos
Me niego a corromper los milagros corrompiendo el milagro primero

Exijo sacarme del alma misma el olvido al sueño
el sueño al olvido de todos mis hombres muertos.

4 comentarios:

Shemyr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Shemyr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Juan Roberto dijo...

bkn

Camy dijo...

El negarse, el decir no, nunca es fácil, me niego a pensar que a lo largo de los años tú, no te niegues.
Un beso