miércoles, 19 de noviembre de 2008

Rincón.










10 comentarios:

Sumaq Ñawi dijo...

medianoche melancolica

Amorexia. dijo...

Estancia.

saludos a deshora.

mujer del traje gris dijo...

w, ké fotaza a primera. y la de la puerta amarilla.
tu blog suena interesante.
tienes nueva lectora.

SALUDOS!

drania dijo...

qué buenas imágenes!!

y qué bueno es regresar y ver
(y hacer!) arder cuerpos...

maukel dijo...

qué lata que regreses abrazada del tipito ese español.
me apesta.

Vero Lostberry dijo...

me ENCANTÓ!!

Miguel Bórquez dijo...

existen hechizos encantadores, cierto? y mientras se pueda ver arder un cuerpo (metafórica o literalmente) todo irá bien... y si, es una gran canción esa...

Camila Mardones.- dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Arquitextista dijo...

Hace tiempo hay algo mal.
Desde el verano.
Tuviste ganas de besarme y yo también ti y cuando pudiste hacerlo fuiste agresiva casi, en esa feria frente al cerro Santa Lucía.
Mal estuvo que me dieras un oprgasmo con tus manos y que yo no te diera el tuyo con mi boca.
Estuvo mal que no me miraras cuando debías mirarme y miraras hacia atrás y los lados para luego volver al mismo punto: quiero estar contigo.
También lo estuv9o que para las fiestas patrias dijeras querer verme y me hicieras llamarte varias veces para vernos y preferiste estar con otro.
Estuvo mal que me dijeras luego de eso que estabas enamorada. De mi no podías estarlo, porque queriendo verme, pidiéndomelo, no nos vimos, no me viste.
Estuvo mal que me despreciaras tanto, queriéndome. Eso es horrendo. Tu contradicción es la que molesta.
Que luego dijeras que ya se acabó, y que insinuaras querer algo conmigo, es lo peor. Eres tú quien no me sostuvo pudiendo sostenerme, ni me dejaste afirmarme a tus senos de botón.

Pero si aprendiste algo, pues no está mal. Eso está rotundamente bien.

Si no puedes plasmarlo.
tienes un rato para aprender a hacer eso.
Las disculpas profieren ser una "lección aprendida". Es absurdo que lo repitas de nuevo.
Ya no sigas haciéndome parte de tu mierda.

Plásmalo sin dudar, sin moral, sin pensar qué pasó antes qué pasará después. Solo plasma lo que sientes.
Entonces yo sabré si es real.

 kotto dijo...

que buena...