jueves, 9 de septiembre de 2010



Temo al fuego

a sus llamas violáceas
y al olor que me recuerda otros tiempos
cuando no estabas aquí
y las calles sólo eran
un trozo de rutina de los perros
solitarios


Temo al fuego
y a sus llamas vigorosas
que se mezclan entre la neblina
y el remordimiento
el remordimiento de otros tiempos
cuando no estabas aquí
y vivir parecía un pecado
una mentira
o algo parecido a la vergüenza


Temo al fuego
por su cercanía a la locura


Temo a tantas cosas
pero por sobre todo



Temo al fuego.

6 comentarios:

Lim dijo...

Amiga Camila, por algo te han premiado, haces de la poesía un canto y eso es muy difícil, te felicito por tu corazón de poetisa.
Un beso.

Jean Hakunna Matatta dijo...

Yo ya me queme tanto que no siento nada, mas sin embbargo no le temo, mas bien le odio.

"el remordimiento de otros tiempos
cuando no estabas aquí
y vivir parecía un pecado"

Camila, siempre me llegas al corazon

Un abrazo del tamaño del mundo!!!!

Juan Eduardo Apablaza S. dijo...

Buenos Días Señorita... :

Tiempo poco es lo que tengo,
la energía a esta hora escasea.
Pruebas, libros, tonteras,
ocupan mi mente abyecta.
Una vida llena de éxito deseo
para usted y su bonita escritura
y las palabras que aquí verso,
tal como lo hicieran los abuelos
como los viejos del campo,
se las entrego con aprecio. :)

Seguiré leyendo sus escritos; desde mi inexperticia, son realmente bonitos!
Saludos.

niñoquepiensa dijo...

Hola Camila

Qué buena poesía

Un abrazo

Miguel Rodríguez V. dijo...

Y a mi que me encanta el fuego.
Tanto como tu poema.
besos, estamos de vuelta.

Julieta dijo...

Yo una vez amé tanto que me quemé en su nombre-
Camila, una vez más tu poesía me aviva la tarde. Saludos!