lunes, 12 de abril de 2010


¿Dónde guardarás las cenizas?
dímelo, corazón de cielo.

¿Dónde guardarás lo que quede de mí
el día que corrompas este milagro?

El día en que duerma sola en la pampa
y ya no te oiga contando las nubes.

El día en que los corderos
se acerquen a mi cara
y al verla

vayan a llorar entre la hierba.

10 comentarios:

Jean Hakunna Matatta dijo...

Yo las guardaria en un tintero

para redactar los mas tristes te quieros

Simplente hermoso mujer!
un Abrazo!

A do outro lado da xanela dijo...

guardarlas en donde se guardan esas cosas...

...dentro, muy dentro.

Beso!

De cenizas dijo...

Todos guardamos cenizas en el corazón... pero también un ave Fénix¡¡¡¡¡¡


besos

Julieta dijo...

¿Dónde guardarás lo que quede de mí
el día que corrompas este milagro?

Hermoso poema, Camila.
Te abrazo

Alberto Espejel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto Espejel dijo...

perdón, borré mi comentario por un montón de errores semánticos y ortográficos =(

me gusta eso de "corazón de cielo", también lo del milagro corrompible (que no creo que algún milagro lo sea) y también lo de la pampa

la semana pasada estuve viendo 3 horas sobre chile en un canal de tv que los lunes por la noche le dedica ese tiempo a algún país, un documental recorría desde el desierto de atacama (del que yo sabía por raúl zurita, venerable ejemplo del combo chiléxico) hasta punta arenas, pasando por la capital más hermosa del continente (qué escribiré de ella cuando la conozca?), el puerto de valparaíso (presentado como un puerto en declive), la casa-museo de neruda y una pequeña expedición saliendo de puerto montt más allá de chiloé hasta unos glaciares que guardan los secretos del tiempo en la tierra

entendí por qué mi necia afinidad por chile

primero fue por algunos poetas (tú la primera de todos)

luego fue por la construcción de su presente desde el aprendizaje del pasado

últimamente es por la acaudalada relación que tiene tu país con la historia del hombre, la historia del entorno

en fin, que me gustaba eso del cielo, el corazón y el milagro

Alberto Espejel dijo...

ah, cierto, también vi otro documental sobre la cueca y se me hizo extraño que jamás, en año y medio de conocernos, te he escuchado (ejem, por decirlo así) decir esa palabra...

Sandra dijo...

ay Camila! tan triste que andas...

Anónimo dijo...

if i could be who you wanted all the time...Y esas tardes escuchando basura se hicieron cenizas? Te extraño, tonta.

Lim dijo...

Tu alma guardará los sabores y sinsabores de la vida, que lloren los corderos, regarán con sus lágrimas la hierba para que crezca, sana y fuerte, y tu pasearás con el viento por todos los rincones de la pampa, pero nunca sola, dormiras con la luna y las estrellas, las llevas colgadas de tu talle gentíl y amable.
Un beso.